Atrás

Noticias_Consejos_bateria

Consejos para el mantenimiento invernal de la batería de nuestra moto

Con la llegada del invierno muchos son los que optan por “aparcar” la moto durante un tiempo más o menos largo, hasta la llegada de temperaturas más cálidas, y es por ello que conviene guardar una serie de medidas de cuidado o atención con las baterías de nuestros vehículos para evitar un deterioro insalvable o problemas a la hora de la puesta en marcha.

            Una de las principales recomendaciones, si nuestro aparcamiento cuenta con enchufes próximos, sería la instalación de un adaptador para la recarga rápida de la batería que se puede comprar fácilmente en multitud de páginas de accesorios por internet y que es un simple dispositivo conectado a los polos positivo y negativo de nuestra batería en un extremo y un conector específico en el otro extremo para poder hacer las pertinentes recargas más o menos cada quince/veinte días.

            Esa es la mejor opción para mantener siempre a punto la batería de nuestra moto, pero si no disponemos de enchufes en el aparcamiento  en el que se encuentre la moto las opciones a barajar son dos diferentes.

Pero antes, si nuestra moto dispone de sistemas de alarma o chequeo electrónico del encendido, normalmente siempre existe un consumo y antes de desconectar la batería tendremos que “engañar” al sistema, algo que se puede hacer de una manera muy fácil ya que antes de desconectar la batería pondremos nuestra moto en el modo de encendido, con el contacto dado y lista para “apretar” el botón de arranque. Será en ese momento cuando podamos proceder a desconectar el polo negativo de la batería o a desmontarla, las dos opciones que proponemos a continuación.

Con esta sencilla operación la moto no detectará un uso fraudulento de la misma o intento de robo y se podrá hacer la operación sin ningún tipo de problema, y será importante hacer la misma operación cuando vayamos a montar la batería, es decir, al llegar a nuestra moto pondremos la llave de contacto en posición de arranque y lista para dar al botón antes de montar la batería o conectar el polo negativo.

Como decíamos una de las opciones, la primera y la más sencilla, sería desconectar el polo negativo de la batería y con ello salvaguardar la misma hasta su siguiente uso, aunque nosotros recomendamos otra opción, que es la de desmontar la batería de su emplazamiento para tenerla en casa, en donde cada cierto tiempo podemos recargar la misma para tener esta importante pieza siempre en unas condiciones óptimas para su siguiente uso.