Atrás

Noticias_Actualidad

Entrevista a Dani Pedrosa, piloto de Repsol Honda de Moto GP

¿Sigue siendo Dani Pedrosa uno de los fantásticos de MotoGP? El piloto español ha vivido unos complicados años que está tratando de voltear con muchos cambios en su estructura de trabajo. Está por ver si este nuevo Pedrosa será capaz de cumplir con su gran objetivo: ser campeón del mundo de MotoGP. Texto: Borja González

Pedrosa ha incorporado a su círculo de trabajo más cercano a Sete Gibernau y a Eduardo Villodre, que intentan relajar a un piloto que siempre ha sido muy metódico y serio.

 

Cambios acompañados por los que ha ido haciendo en su box, con dos nuevos jefes de mecánicos en los últimos tres años. Aunque casi siempre, por un motivo o por otro, sus opciones de Mundial se desvanecían, en gran parte por las muchas lesiones que ha sufrido el menudo piloto, que ha defendido siempre los colores de Repsol y Honda en MotoGP.

 

2017 le ha visto prácticamente siempre en los puestos delanteros de la clasificación, un salto hacia delante tras un muy sufrido 2016 –sólo tres podios, uno de ellos la victoria en Misano.

 

“Estoy bastante satisfecho porque estamos yendo mucho mejor que el año anterior, en varios aspectos, no sólo a nivel resultados”, analiza Pedrosa. “También a nivel entrenamientos, sensaciones con el equipo, con los neumáticos, también fuera de la moto. Sí, en general estoy más satisfecho”.

 

Esas sensaciones diferentes se apreciaron cuando subió a lo más alto del cajón en Jerez y no pudo contener las lágrimas, una estampa poco habitual para un piloto poco dado a dejar ver sus sentimientos.

 

“Es que el año anterior, aunque gané en Italia, fue un año muy difícil. Justo después de recuperar sensaciones me caí otra vez y me hice daño, y me pasé toda la gira asiática en casa. Volví en la última carrera pero no estaba fino a nivel físico. Y llegar y ganar en Jerez, delante de la afición, con un equipo que ha trabajado muy bien durante todo el invierno, estaba parte de mi familia… No sé, no era la primera vez que me hacía daño y que volvía, pero estar allí esta vez fue emotivo, no sé explicarlo, me emocionó por el hecho de poder volver a recuperar algo que no sé si muchos creían que iba a recuperar. Tener debajo a toda mi gente, los que siempre han creído en mí, los que han tenido esa fe en mí, me hizo emocionarme”.

 

Pedrosa siente que está mejorando en todos los sentidos. “Tienes que intentar encontrar el equilibrio bueno. La moto ha mejorado, también la sensación con los neumáticos, hemos entendido cómo usar más estos neumáticos, algo que el año pasado nos pilló a contrapié. También se ha dado un paso importante en electrónica después de que el año pasado no tuviéramos una estrategia sólida sobre cómo usar el nuevo sistema. Y tenemos los datos del año anterior y eso nos pone en mejor situación los viernes. Y a nivel personal, pues igual. La manera de llegar a los circuitos, la manera de estar con el equipo, la manera de trabajar en el box, todo eso te da una mayor seguridad, una mayor tranquilidad. Con el trabajo bien hecho acabas alcanzando las sensaciones que buscas encima de la moto”.

 

Y es que, como explica, Honda ha mejorado en varios aspectos, también en el motor, aunque tanto Marc Márquez como Dani Pedrosa consideran que tendrán que dar un paso más para 2018, a la vez que la situación en neumáticos y electrónica se ha estabilizado bastante tras el complicado 2016. Eso sí, todas las novedades reglamentarias que entraron en vigor el curso pasado han dejado un MotoGP más difícil para los tradicionales dominadores de la categoría. 

 

“No sabría decirte por qué exactamente hay tanta igualdad… ¿Me sorprende? Sí, un poco, pero tienes que dejarlo de lado y acostumbrarte a la realidad. Ahora el campeonato es así. Este año hemos visto pilotos que han hecho podios en algunas carreras y en la siguiente no están. Es sorprendente porque a veces tienes que competir con esos pilotos con los que no competirás la semana siguiente. Y lo mismo pasa en las clasificaciones, en la Q2… Con lo cual no puedes hacerte una referencia exacta de tus rivales, y al final tu rival tienes que ser tú, ese es el que más cuenta. Tú en base a lo que en ese fin de semana está pasando, y tienes que buscar subir tu pilotaje al máximo porque nunca sabes con qué rival te puede tocar. Evidentemente, casi siempre pensamos que son los rivales de siempre, pero como hemos visto este año hay veces en las que se meten rivales que no son los de siempre”.

 

Y es que no es normal ver a tres fábricas en igualdad de fuerzas, y a pilotos no oficiales como Crutchlow, Zarco, Folger o Petrucci peleando por terminar en el podio en condiciones, sobre el papel, inferiores que los oficiales de Honda, Yamaha y Ducati.

 

“Ahora no puedes estar en modo conservador todo el tiempo, porque tampoco sumas los puntos que necesitas. El equilibrio es difícil de encontrar, hay que estar bien preparado para las situaciones y hay que saber muy bien identificar en qué momento se puede aprovechar la situación o cuándo hay que ser conservador. Pero no todos los domingos te encuentras en la situación que esperabas y hay que intentar lidiar con esas cosas”.

 

Una igualdad a veces provocada por inesperados rendimientos de neumáticos de un día para otro, otras por circunstancias externas, como puede ser la climatología, con las famosas carreras ‘flag to flag’ que incendian en pocos minutos la categoría.

 

“Por eso nosotros, los pilotos, decimos siempre lo mismo: el campeonato es muy largo, es muy impredecible, puede cambiar muy rápido, y lo que parece hoy no lo es mañana. Hay que estar al pie del cañón cada día porque nunca sabes cómo puede venir la ola y hay que estar preparado siempre para surfearla lo mejor posible”.

 

En cualquier caso, cumplidos ya los 32 años y terminando su decimoséptima temporada en el campeonato, Pedrosa comienza a encarar sus últimos años deportivos. 2018 volverá a ser un año movido en lo que respecta al futuro, con todos los pilotos de fábrica terminando sus contratos a final de año. Volverá el juego de las sillas y de nuevo su nombre estará en boca de todos.

 

Ante eso, Pedrosa seguirá mostrándose opaco a las especulaciones, un piloto al que nunca le ha gustado que le pregunten por algo que va más allá del día en curso. Aunque la vida va cambiando este planteamiento.

 

“Antes me concentraba mucho más en el ahora. Ahora, un poco más, intento darme momentos, tener una mentalidad un poco más flexible. Antes era más rígido a nivel mental, ahora me doy un poco más de flexibilidad en ciertas cosas de mi vida. Y, sí, pienso un poco más, intento tener ideas, ver un poco más allá. Es normal, con más edad hay que ir preparando las cosas…”.  

Galería de imágenes