Atrás

Noticias_actualidad

Triumph presenta con éxito sus nuevas Scrambler 1200 XC y XE

El fabricante británico Triumph ha presentado sus nuevas Scrambler 1200 XC y XE, diseñadas para ofrecer una buena experiencia de conducción sobre todo tipo de terrenos y equipadas al más alto nivel de prestaciones, componentes y tecnología, que consiguen fusionar las capacidades de una auténtica moto de aventuras con el ADN de la leyenda que la firma británica comenzó a forjar en las carreras del desierto de los años 60.

Estas Scrambler 1200 XC y XE son las primeras de una nueva categoría de motos de doble uso “Modern Classic” y “Adventure”, que llegan para hacernos revivir la esencia de las dos ruedas ya sea en asfalto o fuera de él.

Las nuevas Scrambler 1200 beben directamente de las raíces de las Scrambler que se forjaron a mediados del siglo XX, en la que Triumph jugó un papel crucial, tomando como base las motos más destacadas del momento en cuanto a prestaciones, que se convirtieron en las auténticas y originales máquinas para derrapar por el desierto.

La última generación del motor Bonneville “High Power” de 1.200 c.c. es el corazón de las nuevas Scrambler, con una puesta a punto específica para ofrecer un alto par motor desde la parte baja del tacómetro y a través de toda la parte media, con un pico máximo de 110Nm a tan sólo 3.950 rpm con la que supera a la Street Scrambler en un 37,5% y las coloca como líderes de su categoría, con un rendimiento de 90 CV a 7.400 rpm, lo cual supone un 12,5% más que la Bonneville T120 y un increíble 38% más que la Street Scrambler 2019.

Los puntos más importantes en estos dos modelos son el panel de instrumentos TFT de segunda generación personalizable al gusto de cada motorista y hasta 6 modos de conducción (Road, Rain, Off-Road, Sport, Rider e incluso el Off-Road Pro en la versión XE), que permiten adaptar el mapa de inyección, la configuración del ABS y el control de tracción a las preferencias del motorista y las condiciones externas.

En la Scrambler 1200 XE destacan los sistemas de ABS y control de tracción optimizados para curvas a través de su IMU (Unidad de Medición Inercial) desarrollada en colaboración con Continental, mientras que en la XC se pueden seleccionar distintos modos de intervención del ABS y control de tracción según las necesidades desde el modo de conducción Rider.

Los dos modelos incorporan una nueva y exclusiva suspensión trasera Öhlins de largo recorrido con doble amortiguador totalmente ajustable, para una sorprendente capacidad de conducción Off-Road y distancia libre al suelo.

La más enfocada al Off-Road extremo, la Scrambler 1200 XE, ofrece un recorrido de rueda de 250mm; mientras que la crossover XC, permite 200mm. Y ambos modelos cuentan con pinzas de freno radiales Brembo mono bloque M50, estriberas plegables, ajustables en el modelo XE; y los neumáticos sin cámara para llantas de radios laterales, con rueda delantera de 21 pulgadas (la primera moto de su categoría que la incorpora).