Atrás

Noticias_Actualidad_prueba Husqvarna 701

Husqvarna 701 Enduro, El retorno

El Retorno Tras unos años sin tener una moto trail en su catálogo, la marca de la hache coronada retorna a este segmento ofreciendo una auténtica moto «off road». Santi Ayala- Moto Verde

            Después de unos años de la compra de Husqvarna por KTM a su propietaria anterior, BMW, la marca centró inicialmente su propuesta comercial en el enduro y el cross. Pero iniciada la nueva etapa y asentada la situación, la sinergia de grupo ha permitido el nacimiento de nuevos modelos.

            Una de las necesidades era una auténtica trail, sin perder la esencia de Husqvarna de ofrecer monturas muy comprometidas con el todo terreno.

            Es decir una de esas trail como concepto de uso bimodal, campo/asfalto, efectiva en ambas superficies. Fiel a lo que de verdad es el trail, cada vez más en desuso, de montura mixta, que en la mayoría de los modelos ha quedado más en una tipología -posición de conducción con manillar elevado, depósito de gran capacidad- que en un uso real de campo.

            La Husqvarna 701 Enduro toma la base de la conocida KTM 690 Enduro, pero con destacadas modificaciones como para que parezca diferente.      El objetivo de Husqvarna es posicionarse como marca premium comparada con la propia KTM, al disponer de componentes de mayor calidad o introducir soluciones innovadoras. Y en la 701 enduro se aprecia, no sólo por su carrocería con líneas y estética que no dejan indiferentes, conservando los colores de guerra de la marca –blanco, azul y amarillo-. Con unas largas placas laterales junto al inédito asiento que su espumado alcanza hasta los deflectores del radiador, como nunca habíamos visto antes en ninguna otra moto.

            La 701 Enduro es un modelo minimalista y prescinde de todo lo superfluo para el «off road»; así que no hay elementos como una cúpula para proteger del viento o un cuadro de instrumentos completo, pues lleva un sencillo velocímetro digital, heredado de la gama de Enduro, junto al que encontramos los testigos y el interruptor del ABS. Echamos de menos un cuentarrevoluciones para conocer el régimen de giro del motor, que sí tiene la KTM.

            Además, la 701 tiene otro depósito de 13,5 litros de capacidad, uno más que en la 690 de KTM, y que, como en la naranja, hace funciones de subchasis, al quedar el tanque en la parte trasera. Además, cuenta con nueva iluminación con faro delantero protuberante y piloto trasero de Leds. E incluye una horquilla WP 4CS, de cartucho cerrado, que no lleva la KTM, fijada con tijas de aluminio mecánizadas y anodizadas en negro. El amortiguador WP tiene más recorrido de suspensión que en la KTM para lograr más capacidad endurera.

            El propulsor 4T monocilíndrico de 690 c.c. –aunque se denomine 701, por cuestión comercial- ofrece 67 CV declarados, en cifra similar a la KTM. Eso sí, se han mejorado los consumos para tener más autonomía. El motor sigue contando con cuatro modos de uso -Advanced, Standard y Soft, junto a otro Bad fuel para gasolina de baja calidad -. Modos realmente diferenciados en marcha que se pueden escoger con un selector colocado bajo el asiento. Para los que tengan carné A2, la marca pone a su disposición la 701 en formato limitado a 30 KW (41 CV).

Trail

            A los mandos, la 701 ofrece una buena posición, natural y de buena movilidad, sobre un amplio asiento aunque de mullido híper duro, que deja las posaderas cementadas –sus aristas acaban marcando las piernas-. De estabilidad anda sobrada la 701, indiferente entre rodar por asfalto o por tierra. Es la 701 una de esas motos de trazadas finas y fidedignas. Entre coches o callejeando el radio de giro queda algo corto pero zigzaguea con óptima agilidad.

            El monocilíndrico 701 es el mejor trail del mercado, por rendimiento y prestaciones, cargado de deportividad. Un ¡motorazo! sensacional que corre que se las pela y que, a pesar del gran tamaño de su cilindro, tampoco vibra en exceso. Óptimo en carretera pero mucho más en uso de campo. No hay otra trail, salvo su hermanastra KTM; que sea tan campera como ésta, aunque ello suponga renunciar a ciertos valores de confort.

            Las suspensiones se muestran firmes aunque no llegan a resultar incómodas, permitiendo incluso saltar como si estuviésemos corriendo una etapa del Dakar. Gran opción ésta para aventuras por Marruecos en las que disfrutaremos haciendo kilómetros.

            En cuanto a los neumáticos, los Continental TKC 80 que monta tienen buen agarre en asfalto, incluso mojado y curveando. Sobre el campo también reportan suficiente confianza para no bajar el ritmo. Fundamentales para exprimir la potencia del motor con buena tracción.

            Poderosa frenada, disponiendo incluso de ABS Bosch con especificaciones para off road –es menos activo que otros-. Básico para ganar confianza en el campo, aunque para los «puretas» se puede desconectar pulsando durante cuatro segundos el interruptor que está junto al cuadro de mandos.

            Si sólo queréis esta 701 para la carretera o para rodar en circuitos de karting/supermoto, Husqvarna propone, por el mismo precio, una versión de supermotard con llantas de 17" con los neumáticos lisos Continental ContiAttack, suspensiones, de menor recorrido y mayor firmeza, freno delantero con una pinza de anclaje radial de cuatro pistones y disco de 320 mm; unos cubremanetas específicos y la ausencia del cubrecárter de la Enduro son las principales diferencias. 

Husqvarna 701 Enduro- 8.990 euros

Galería de imágenes